Business are business, chaval.

1436696011_139463_1436697860_doscolumnas_normal

Hay imágenes en el deporte, que se aferran a abandonar nuestras retinas por su carga emotiva: Iniesta anotando un gol de Mundial y recordando a Jarque, su amigo muerto en un cancha de fútbol, Ana Fidelia, a fuerza de piernas y con los brazos inmovilizados por las quemaduras y llegando segunda a la meta en Ponce 93, SuperFelix renacido, llorando como niño por su medalla de oro en Londres 2012, cuando todos lo daban por acabado, Derek Redmond lesionado, cruzando la meta con ayuda de su padre en Barcelona 92, el Abrazo del Alma de un pibe sin brazos en Argentina 78, y muchos, muchos otros más.

Hoy en la mañana yo asistí a otro de esos momentos, uno triste, vergonzoso. Asistí al derrumbe de un atleta, peor, al derrumbe y abandono de un hombre, del gran arquero español Iker Casillas.

Ya se sabe que el deporte profesional no entiende de fidelidades y que no tiene memoria, que vales lo que hagas hoy, no lo que representas, como esos zapatos viejos que es mejor botar de tan viejos que están, aunque hayan soportado cada piedra del camino durante años, o te los hayan elogiado en aquella lejana fiesta.

Este año salieron de sus equipos de siempre dos secuoyas enormes como Steven Gerrard y Xavi Hernández Creus, de los últimos magos del balón, ejemplos de constancia y amor a unos colores. En ambos casos fueron homenajeados por el Liverpool y el Barça, respectivamente, esto no es nada extraordinario, es lo lógico.

En cambio, hoy, Iker, que es tan gigante como aquellos, se despidió del Real Madrid y de su afición, leyendo un parco comunicado de prensa, solo, abandonado, roto en lágrimas. Un tipo que llegó con 9 años y que se va(lo van, mejor), después de ser protagonista en 19 títulos. Dicen que la plantilla ya andaba de camino a Australia para la pre-temporada, dicen que así lo pidió. Mierda. Después de 25 años y de tantas glorias, de paradas imposibles como aquella de la final de Glasgow, o aquella al Sevilla, debió haber estado por lo menos un puto recogepelotas en nombre del club en esa sala de prensa, alguien que le pusiera la mano encima y le dijera un “gracias por todo, rapaz”.

Ojalá me equivoque, ojalá rectifiquen y se le reconozca el mérito. Nada del otro mundo, agradecimiento básico, pues parte de los éxitos actuales de ese club se la deben a ese tipo callado de allá atrás. Quizás todavía haya esperanza de que el fútbol sea jugado más por seres humanos y menos por objetos mercantiles. Quizás todavía queda algo ahí del deporte que amamos.

Pero hoy, el Madrid fue menos Real. Hala a ti Iker, pero ya sabes, business are business, chaval.

Aquí mi homenaje:

Anuncios

Madrugando por Usain

20150419_122359

Confieso que me cuesta trabajo levantarme en las mañanas, excesivamente, es uno de mis momentos del día, abrir un ojo y con la misma volver a cerrarlo, sabiéndome culpable de no cumplir con despertarme a la hora en que solemnemente puse la alarma el día anterior.

Por eso, la idea de despertarme un domingo (domingo !!!!) a las 6 de la mañana no me hacía ninguna gracia, me da lo mismo que sea para ver a Messi, Shakira o al Papa. Claro, que en este caso no se trataba de un ser humano común y corriente, es la persona que más increiblemente rápido ha corrido sobre la faz de la Tierra, seis veces medallista olímpico dorado y dueño de las plusmarcas mundiales en 100m, 200m, el relevo corto y hay quien dice que el del salto de longitud y los 400m el día que le de la gana. Así que en ese momento en que yo me di la vuelta después de apagar esa alarma que sonara insolente las 6 de la mañana,vino a mi mente ese 9.69 corriendo con los brazos abiertos en Beijing, o esos 9.58 y 19.19 en Berlín, ese día en que me perdí esa película que realmente quería ver en el Chaplin para  ver que hacía el jamaicano y que me quedé con la mandíbula desencajada de asombro al ver como reducía a pedacitos marcas que parecían destinadas a perdurar eternamente. Así que espoleado por esos recuerdos partí a verlo.

El motivo, uno de los tantos eventos publicitarios que tienen que cumplir a lo largo del año estrellas como él por todo el mundo por exigencia de los patrocinadores. Este se llamaba ‘Bolt Contra o Tempo’ y era la tercera edición, me cuentan que en la anterior se hizo en la playa carioca de Leme, esta vez fue en el Jockey Clube de Gávea, en una pista artificial montada para la ocasión.

Reconozco que no hice la tarea y que fui como pescado en tarima al lugar, creyendo que era Bolt contra una representación de corredores locales como puro elementos decorativos del evento. Mala mía. Al llegar me informaron del formato de la prueba, una carrera de atletas discapacitados, otra de sprinters femeninas y por último el plato fuerte, Usain contra tres velocistas de nivel.

Por suerte, el consumo compulsivo de tantos años de transmisiones deportivas de cuanta Olimpiada y Campeonato Mundial de Atletismo se ha transmitido en Cuba en los últimos años, más los remediales de Youtube de los últimos meses, me pusieron de sobre aviso de cierta gente “sospechosa”.  Y si, ahí estaban de pronto, haciendo ejercicios de estiramiento a solo metros de mi, estrellas del campo y pista como las jamaicanas Verónica Campbell-Brown y Kerron Stewart, multimedallistas olímpicas, la primera de ellas, dorada por partida doble en los 200 m en Atenas y Beijing, la recordista mundial con el relevo corto norteamericano en Londres, Carmelita Jeter, el plateado olímpico en la misma cita en el relvo corto Ryan Bailey o el rapidísimo holandés Churandy Martina. Usain no hacia entrada aún, lo típico, la estrella solo al final, primero algo de entretenimiento por parte de unos animadores que intentaban que uno no se durmiera (recuerden que me levanté a las 6 am en un derroche de heroismo,y como era de esperar, la carrera comenzaba a las 10 y tanto, yo muerto de risa). Debo decir que entre las preguntas de participación que hicieron para el público, a escoger de entre tres opciones el récord mundial de Bolt, alguien escogió un 9.98, pobrecito, sentí vergüenza ajena, pero nada, no todos tienen que ser neuróticos con el deporte como yo.

Y bueno, de pronto estalló el clamor y todos lo supimos,había entrado el hombre, ahí estaba, con sus 1,96 de estatura, con sus audífonos (me lo quise imaginar oyendo Redemption Song, claro que es mucho más probable que estuviera oyendo a su amigo David Guetta). Acostumbrado como debe estar a ser el centro repartió los saludos de ocasión al público y se dedicó a calentar con su entrenador. Yo no podía quitarle los ojos de encima, y no pensaba en lo tremendamente afortunado que era, sino en la cantidad de gente que me gustaría que estuvieran ahí en ese momento, en Usain en la Habana, donde es ídolo como mismo lo es aquí. Luego imaginé que sin dudas algunas el escenario de ese sueño sería ese Estadio Panamericano en tan paupérrimo estadio que día a día había visto envejecer cuando regresaba a mi casa en la Habana, sin pintura, sin pizarra, como reliquia de unos Panamericanos de una época no tan lejana. Y nada, esa mierda no se le podía hacer a Usain, ni siquiera en sueños.

El evento para discapacitados lo ganó fácilmente el atleta norteamericano Richard Browne. Todos esperábamos una carrera de altos quilates entre él y la estrella local Alan Fonteles, quien en los últimos juegos Paralímpicos de Londres desbancó al tristemente recordado Oscar Pistorius, pero el brasileño tuvo problemas con la prótesis y le dejó servido el triunfo al estadounidense, que fue de todos los atletas, el más participativo con el público.

Entre las damas, un carrerón, la cosa estaba entre la Campbell y la Jeter porque Kerron nunca ha tenido lo suficiente para meterse en la comida de ningún evento grande, digamos que es una versión femenina de Asafa Powell. Ganó la jamaicana, bastante fácil, los tiempos, como es lógico, nada del otro mundo para esta parte de una temporada que recién empieza.

Y bueno, el plato fuerte que todos esperaban fue toda adrenalina, ganó Usain como era lógico, con Bailey llegando segundo y un sorpesivo brasilero por delante de Martina. El tipo es una máquina de correr, vuela, hizo un tiempecito(para él, claro), un 10.12 trotando, sin nada de esfuerzo, ese tiempo lo hacía ya con 15 años. Luego vino el show, el de verdad, los autógrafos y las setecientas mil fotos, siempre complaciente, al igual que el resto de los atletas, pero yo ahí no entro, los tumultos no son lo mío, además, recuerdan que me había levantado a las 6 am ? y agrego, no había almorzado, luego, punto final.

Experiencia tremenda, vi correr a este Superman que ha roto los límites humanos y lo compartí con un grupo de amigos. La idea es repetir, en un año estará muy cerca de aquí, intentando repetir por tercera vez las tres doradas en los Olímpicos de Rio, con duelos tremendos con tipos como Blake, Gay y Gatlin. Se imaginan a este cubanito con su banderita cubana en una esquina, testigo de ese evento ? Coño, que soñar no cuesta nada, de momento, valió la pena, por un día, dejar de remolonear un poco.

Y bueno, si lograron estoicamente aguantar tanta muela, algo de imágenes para que refresquen:

20150419_091529

El campeón paralímpico brasilero Alan Fonteles

20150419_094542

Richard Browne se divierte con el Gangnam style

20150419_095604

Verónica Campbell-Brown

20150419_100208

Kerron Stewart

20150419_100227

Ryan Bailey

20150419_102242

Un testigo excepcional

20150419_102646

Precioso animal.

20150419_102254

Blue hats

20150419_090815

Alegría carioca

20150419_112556

Trajecito colorido.

20150419_114640(0)

Siempre caben más colores

20150419_103648

Fellows

20150419_110359

Verónica

20150419_110413

Carmelita

20150419_110432

Kerron

20150419_110945

Calienta la máquina

20150419_111214

Poniéndose a punto

20150419_110743

Verónica

20150419_111152

Usain

20150419_112951

Calling Kingston

20150419_113107

Usain regaló su marca

20150419_113417

Carmelita

20150419_113858

Ryan

20150419_113948

Churandy

20150419_113918

Start the show

20150419_113933

This is me !

20150419_113959

É carioca

20150419_114338

Celebrando el triunfo

20150419_115312

Premiación de atletas discapacitados.

20150419_115321

La bandera de nuestros amiguitos.

20150419_115642

Premiación carrera femenina

20150419_115649

Jamaica, kingdom of sprinters

20150419_120135

Premiación de carrera masculina.

20150419_121041

Los atletas complacieron siempre a la gente que se les acercó.

20150419_121116

Churandy

20150419_114509

Todos juntos, obrigado Rio !

20150419_110643

Eu e Usain.

20150419_121237

Lo más cerca que estuve

Aquí la carrera completa: